Si tu mamografía o ultrasonido resultan sospechosos necesitas una biopsia

En medio de la pandemia del coronavirus, sigue siendo muy importante realizarte a tiempo tu mamografía. Ya que si el cáncer de mama se detecta a tiempo puede tener un mejor pronóstico.

Sin embargo, si ya te hiciste tu mamografía o ultrasonido y resultaron sospechosos, o continúas teniendo síntomas muy molestos, es importante que te realices una biopsia de mama. Este procedimiento es la única manera de confirmar si tienes o no cáncer, informó la Dra. Olivia El Achtar, cirujana oncóloga y general del Hospital Paitilla.

Durante una biopsia, un médico toma una muestra de tejido del área sospechosa para que se pueda examinar en un laboratorio de patología, y así saber determinar el tipo de células (benignas, malignas o sospechosas) de la muestra, y establecerá un diagnóstico.

Tu doctor puede recomendar una biopsia de mama si presentas: palpación de un nódulo o masa, aumento de tamaño de un solo lado, engrosamiento de la piel o cambios en su apariencia usual, como enrojecimiento o piel de naranja, tu mamografía o ultrasonido presentan un área sospechosa, o tienes secreciones anormales por el pezón, o cambios en la consistencia o forma de la piel del pezón.

El tipo de biopsia que te recomienden dependerá del tamaño, localización y características de la anormalidad que se encuentre. En ocasiones en las que no se palpa una anormalidad, pero se identifique una imagen sospechosa se utilizará un estudio de imagen para guiar la biopsia o realizarla.

Como primera opción, la biopsia más común, menos invasiva, y que aporta más información es la biopsia por aguja gruesa “trucut”. Es la herramienta más útil en la mayoría de los casos para conocer si tiene células benignas o malignas en la mama. No requiere cirugía.

En esta biopsia se utiliza una aguja gruesa para extraer pequeños cilindros (cuñas) de tejido del área. Se realiza con anestesia local y en el consultorio del cirujano o con apoyo de radiología, si no se puede palpar el área sospechosa. En ocasiones en que una primera biopsia realizada por aguja gruesa no sea concluyente, se puede repetir con otro estudio de imagen o se recomendará quitar por completo la lesión o nódulo para mejor estudio.

Existen otros tipos de biopsias que podrán hacerse según sea el caso antes de recibir el diagnóstico, o después de haber sido diagnosticada, para seguir investigando en conjunto con el oncólogo algunas características adicionales del tumor.

 

Conociendo el perfil del tumor en la biopsia se podrá pronosticar

En el caso de que se trate de cáncer de mama, el cirujano oncólogo recibirá un informe del médico patólogo que describirá: el tipo de célula de donde proviene el cáncer, el tamaño y grado del tumor, si las células cancerosas han entrado en los canales linfáticos o en los vasos sanguíneos, información sobre los receptores hormonales y estado de Her2 (una proteína que promueve el crecimiento) .  Si la biopsia se hizo quitando el nódulo o área sospechosa, se recibirá información sobre márgenes o bordes de la muestra quirúrgica para ver qué tan cerca está el tumor del margen.

Con los resultados de la biopsia descritos arriba, como el tipo histológico y el perfil hormonal del tumor, tu edad, tus enfermedades pre-existentes (comorbilidades), y los hallazgos de tu examen clínico se podrá identificar el tipo específico de tumor, su extensión y así poder determinar el tipo de tratamiento que se necesitará.

 

“El cirujano oncólogo podrá saber si te beneficiarás más al recibir primero el tratamiento de quimioterapia o una cirugía.  En la mayoría de los casos, la cirugía no será suficiente para el tratamiento y se requerirán los resultados de las pruebas de “marcadores hormonales” para indicar pastillas que bloqueen las hormonas, quimioterapia y otros medicamentos especiales”, indicó la Dra. Olivia El Achtar, cirujana oncóloga del Hospital Paitilla.

“Por ejemplo, si tienes tumores que no responden a ningún tipo de hormona o tienes tumores con una alta expresión de HER2, se pronostica que tendrás una excelente respuesta a la quimioterapia, inclusive tener una buena respuesta clínica, es decir, desaparecerá del todo después de tu quimioterapia. Pero esto será un efecto temporal, que no se sabe cuánto durará. Y una vez pase el efecto de la quimioterapia en el transcurso de los meses volverá a aparecer, por lo que la cirugía sigue siendo necesaria”.

“El extirpar el tumor en el lugar donde se originó puede disminuir las probabilidades de que el cáncer regrese. Lo estándar es realizar la cirugía y remover el tejido enfermo que ya está muerto. Pero si ya recibiste tratamiento sistémico con quimioterapia, y no te extirpan el tumor de su lugar de origen se aumentarán las probabilidades de que regrese el cáncer. Si el cáncer regresa a la misma mama no hay problema y se puede realizar una cirugía. Pero si regresa a distancia o de forma metastásica (se riega a otra parte del cuerpo) se hace más complejo el tratamiento”.

 

¿Es mejor extirpar todo el seno o la parte afectada?

“Hace 30 o 50 años atrás se pensaba que mientras más agresiva era la cirugía (mientras más tejido se extraía del seno) era mejor. Pero con el paso del tiempo se ha comprobado que no es necesariamente así. Esto dependerá del tamaño del tumor y ubicación”, expresó la Dra. Olivia El Achtar, cirujana oncóloga del Hospital Paitilla.

“Si tienes tumores pequeños y están alejados del pezón, se puede realizar una cirugía conservadora en la que solamente sea necesario quitar el tumor de la mama (no todo el seno) y después recibir radioterapia. Toda paciente que se le ha quitado parcialmente la mama después necesitará radioterapia para disminuir las posibilidades de que vuelva a aparecer en la mama”.

Lateral view of female breast with ducts and lobules ghosted in, showing needle biopsy of lump. SOURCE: Based on ASkin_20140201_v0_001. Used in 5A12100, 3C12109, 85758, versions in 5B12100, 5C12100

“Si tienes tumores pequeños pegados al pezón, cambiará por completo el tipo de tratamiento. Si entre el pezón y el tumor la distancia es pequeña muy probablemente necesitarás una mastectomía total (donde se extirpa todo el tejido mamario y del pezón) y es probable que después no necesites radioterapia. Pero todo esto deberá ser discutido con tu médico oncólogo para evaluar cual será el tratamiento más eficaz para tu caso, al mismo tiempo que hace un balance emocional y estético”.

Si tu mamografía o ultrasonido resultaron sospechosos, necesitas hacerte una biopsia para que te confirmen si tienes cáncer de mama, concluyó la Dra. Olivia El Achtar, cirujana oncóloga. No necesitas ninguna preparación especial, ya que recibirás anestesia local, y tu cirujano priorizará hacerte la biopsia menos invasiva sin cirugía, con riesgos mínimos.  Si sufres de alguna enfermedad o tomas medicamentos anticoagulantes, debes notificarle a tu médico antes de realizar la biopsia para tomar las precauciones necesarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *